Agro

Castigo de 5 mil pesos sería la multa por robo de agua en módulo V-II de Angostura

Sigue firme el ultimátum anunciado por la dirigencia del Módulo de Riego V-II del municipio costero, de sancionar a quien no respete acuerdo. 

Por  Esmeralda Ivonne Bañuelos Rodríguez

Dos hombres realizando las labores en una de las parcelas de Angostura.(EL DEBATE)

Dos hombres realizando las labores en una de las parcelas de Angostura. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- La medida drástica anunciada en el Módulo de Riego V-II de Angostura parece que ha tenido eco en los usuarios, porque hasta la fecha no se ha detectado el robo de agua. 

El ultimátum tiene precio de 5 mil pesos de multa por hectárea a quien se detecte que utilizó agua sin permiso y usó además el líquido para regar un segundo cultivo. Ésta es la medida drástica que se mantiene en el tercer módulo de riego más grande del estado de Sinaloa, que registra 2 mil 400 usuarios.   

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Sigue firme la mano dura a los usuarios que incumplan el acuerdo de asamblea, con el exhorto a respetar el plan de siembra y el buen uso del agua, informó el presidente del Módulo de Riego V-II, Óscar Inzunza, pero a semanas de que se anunciara la medida, hasta el momento no se le ha restringido el agua a ningún usuario porque no se ha detectado a alguien que robe agua. 

“Se conoce que se ha sembrado un segundo cultivo, como el garbanzo, pero sin agarrar agua”, comentó el presidente del Módulo de Riego V-II.   

Reiteró que no hay mano blanda, y siguen vigilantes a través de los canaleros y con la realización de recorridos para prevenir que se perjudique la cobertura de riego a los cultivos que falta por sacar adelante y que son de ciclo más tardío: maíz, sorgo y trigo.  

El llamado al buen uso del agua a la comunidad agrícola resulta más apremiante ahora que han terminado con el riego de asiento, ya que se utilizó bastante agua, así lo explica el dirigente: “Ya salimos de lo crítico, pero se gastó más del 100 por ciento del agua programada para el riego de asiento”.  

El mal uso del agua o el robo es una de las añejas prácticas que aquejan a los módulos y afectan la distribución del agua programada, por lo que el llamado sigue siendo a cuidar el vital líquido y que se aproveche la humedad para sembrar aquellos cultivos que son factibles, como el garbanzo. 

Es a través de los encargados de suministrar el agua, los conocidos como canaleros, que se mantiene la vigilancia en los campos agrícolas.   

Los canaleros tienen la consigna de invitar a los productores a no incurrir en tomar agua sin permiso y notificar al módulo de detectarse alguna falta. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo