Cultura

A bailar: Al son de mi tierra

El Ballet Folclórico del Instituto de Cultura ofrece un espectáculo dancístico en el teatro Ángela Peralta

Por  Jijian Sarahí Luna Barrón

El calabaceado fue el nombre de este baile que interpretaron los jóvenes.

El calabaceado fue el nombre de este baile que interpretaron los jóvenes.

El teatro Angela Peralta se llenó de folclor, color y algarabía con el espectáculo que ofrecieron los bailarines del Ballet del Instituto de Cultura, Al son de mi tierra. El evento se realizó el pasado viernes por la noche a las 20:00 horas, con todas las medidas de salud e higiene que se requieren.

Las bailarinas ofrecieron lindas estampas de Jalisco.

Apertura

El espectáculo, que estuvo a cargo del profesor Javier Arcadia, inició con un baile del estado de Guerrero. Desde los primeros minutos que los bailarines pisaron el escenario, transmitieron al público esa energía y a su vez este les respondió con fuertes aplausos. Otros de los bailes representativos de ese estado fueron Las amarillas, El tilingo lingo, La iguana, además de un alegre popurrí. Para el público también resultó muy atractivo el vestuario lleno de color que caracteriza a este estado.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Muy coordinados estuvieron los jóvenes en su interpretación

Folclor

Los jóvenes bailarines siguieron con Jalisco, la tierra del tequila, bellas mujeres y la elegancia de sus charros. En esta parte interpretaron los bailes Las indias, Toro viejo, El caporal, El sihualteco, El son de la negra y El gavilancillo. Momentos después, el viaje por el folclor mexicano siguió hasta Baja California, con El calabaceado.

Fue cuando los jóvenes demostraron su extraordinaria habilidad y destreza, por la intensidad que implica este baile. Después de todo ese entusiasmo y el sonar del taconeo, llevaron al público por un viaje imaginario al estado de Veracruz con un exquisito danzón. De ese mismo estado fueron otras de las estampas que ofrecieron: Carretilla, La bruja y La bamba.

El folclor del estado de Veracruz, también se hizo presente esa noche.

El son de Sinaloa

En la última parte de este colorido espectáculo, el público disfrutó emocionado el calor sinaloense a través de los bailes Mazatlán, El toro mambo, Samba, El pato asado, Los papaquis,  y finalmente, El sinaloense. Sin duda alguna, fue la sección más gustada por los asistentes, ya que se destacó una bellísima coreografía basada en el ambiente y sabor del carnaval, además de una linda reina que saludó efusivamente.

La danza del venado le brindó un plus muy original a esta parte del show, que finalmente cerró con una lluvia de aplausos  para los bailarines y especialmente a su creador, Javier Arcadia.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo