Mazatlán

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán

Varios ciudadanos duermen afuera del Hospital General de Mazatlán en espera de noticias de sus familiares internados por Covid-19 y otras enfemedades

Por  Blanca Regalado

1/3
Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán(Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate)

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán | Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán(Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate)

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán | Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán(Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate)

Familias de pacientes con Covid-19 duermen afuera de hospital en Mazatlán | Foto: Víctor Hugo Olivas/ Debate

Sinaloa.- Tener un enfermo en tiempos Covid-19 es aún más doloroso, resaltó Conchita Osuna, quien tiene internado en terapia intensiva del Hospital General de Mazatlán, a su esposo Miguel Salazar, tras un infarto.

Su estado de salud es delicado, según el reporte médico "pero mientras tenga vida hay una esperanza y Dios es muy grande", resaltó la señora entre lágrimas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La familia acampa frente al hospital general, en la parte trasera de una camioneta. Ahí familares y amigos les llevaron un colchón y cobijas pusieron unas lonas de esta forma se refugian del frío durante la noche y madrugada.

Leer más: Violencia intrafamiliar se ha incrementado en Mazatlán, Sinaloa

Saben del riesgo de Covid-19, que prefieren estar apartados y cuando les permiten un momento ver a su esposo, ingresan con temor de contagiarse del virus.

Desde hace tres días, junto con sus hijos viven ahí a la espera de cualquier noticia sobre su esposo. Asimismo para surtir las recetas, ya que la escasez de medicinas persiste, abundó la señora.

El primer día gastaron 30 mil pesos. Cada día les requiere dos  inyecciones que cuestan mil pesos cada uma. Es difícil cubrír el costo, pero hasta ahora han salido adelante con ayuda de familiares y préstamos.

Así como está familia decenas se encuentran en una situación similar, pernoctan frente  al nosocomio, a la espera de noticia de sus enfermos ya sea por covid y por otras patologías.

Duermen sentados en la banqueta, en el camellón del libramiento Pérez Escobosa, hacen tendidos con cartones y cobijas y la mayoría coincide que no importa lo que sufren ellos, lo importante es que sus enfermos se recuperen, indicó Luis Tirado quenn tiene internada a su mamá por Covid -19.

 
Avance de vacunación en CDMX llega al 65%

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo