Mundo

Entre lágrimas, la primera ministra de Dinamarca se disculpa por sacrificar visones por Covid-19

Durante la visita a una de las granjas de visones, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, no pudo evitar las lágrimas al disculparse por sacrificar estos animales para prevenir una mutación del coronavirus SARS-CoV-2

Por  Óscar Barrón

Mette Frederiksen(AFP)

Mette Frederiksen | AFP

Dinamarca.- La primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, emitió el jueves una disculpa por el manejo de su gobierno del sacrificio masivo del visón cultivado en el país después de reunirse con un criador de visones, como parte de las medidas para evitar la propagación del SARS-Cov-2 causante de la Covid-19.

"Creo que hay motivos para disculparse por este proceso", dijo, y agregó que "no tuvo ningún problema en disculparse por este proceso, porque se han cometido errores".

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Los comentarios de Mette Frederiksen se hicieron después de visitar a una familia cerca de Kolding, en el oeste de Dinamarca, que tuvo que sacrificar todos sus visones.

Ha sido emocionante”, dijo Frederiksen a los periodistas, con lágrimas en los ojos, informaron las emisoras DR y TV2.

“Tenemos dos generaciones de criadores de visones realmente buenos, padre e hijo, que en muy, muy poco tiempo han visto destrozados sus medios de vida”, agregó.

A principios de este mes, el gobierno ordenó el sacrificio de todos los visones, pero posteriormente tuvo que admitir que carecía de una base legal adecuada. El ministro de Alimentación y Pesca dimitió la semana pasada.

El sacrificio se ordenó después de que se descubrió que una forma mutada del coronavirus se había transmitido entre visones y humanos.

Las preocupaciones se centraron en una de las cinco variantes virales relacionadas con el visón que debilitan la capacidad de los seres humanos para formar anticuerpos, lo que posiblemente haga que las futuras vacunas sean ineficaces.

Para el fin de semana, se habían sacrificado alrededor de 9 millones de los 17 millones de visones de Dinamarca.

Mientras tanto, emergieron imágenes de cadáveres de visones sacrificados que habían sido arrojados en pozos masivos en terrenos militares que resurgían, propulsados por gases mientras comenzaban a pudrirse en el suelo arenoso y ligero.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo