Opinión

¿De verdad quieres gobernar?

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Foto temática(Pixabay)

Foto temática | Pixabay

En Sinaloa, la política está en plena actividad. Quienes aspiran a gobernar acaparan los medios de información. Conceden entrevistas, se hacen fotografiar en eventos, tratan de dar nota mediática, inundan las redes sociales y aparecen de comentaristas en los noticieros. Los vemos por todas partes, pero siguen siendo invisibles, porque carecen de contenido. Son pura ilusión.

Sus opiniones en redes sociales y medios de comunicación son insustanciales. Ninguno ofrece razones de fondo para gobernar. Nadie propone nuevas políticas públicas, por elementales que pudieran ser. Los ciudadanos aún no escuchan sus valoraciones sobre el presente de Sinaloa, y tampoco sobre su futuro. Solo muestran una sonrisa acartonada, pero no tienen idea sobre lo que hay que hacer.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En épocas anteriores prevalecía el principio de “primero el programa, después el hombre”. Hoy todo mundo se ocupa, y se preocupa, solo por conocer el nombre del elegido. Esta perspectiva debe cambiar. Es mucho lo que podemos perder como sociedad si no lo hacemos desde ahora. Votar por inercia es igual de lamentable que votar por algo diferente pero insustancial.

Es tiempo de que, quienes de verdad quieren gobernar, confronten propuestas de trabajo de cara la sociedad. Mas allá de solo limitarse a expresar el anhelo de ser, tienen que enriquecer el escenario político con nuevas ideas, lograr consenso para sus propuestas, y demostrar que tienen capacidad para gobernar un estado tan complejo como Sinaloa.

Durante décadas la economía estatal ha permanecido a la zaga respecto al resto del país. Existen problemas por falta de empleos, bajos salarios y escasez de oportunidades profesionales. El medio ambiente y la calidad de vida están en deterioro. No hay inversión suficiente y la economía regional ha perdido su dinamismo. Nada de esto puede seguir igual.

En un momento electoral como el de hoy, hay que pensar en cómo construir bases para una nueva etapa de desarrollo regional. La sociedad debe exigir seriedad y mayor sentido de responsabilidad a los protagonistas políticos. Ningún partido, ningún aspirante a candidato, ha presentado alguna propuesta que valga la pena. Solo levantar la mano, ya no es suficiente.

Lo que se requiere ahora son iniciativas, nuevos enfoques, nuevas perspectivas. Quienes pretenden gobernar deberán darse cuenta, que las ideas frescas siempre ganan adeptos y simpatías electorales. Los tiempos demandan hacer política con más imaginación y creatividad. La gente, los votantes, están hartos de tanta mercadotecnia tonta y sin contenido.

Este es buen momento para demostrar qué es y para qué sirven la política y la democracia. La sociedad exige debatir ideas, vencer con argumentos y convencer planteando soluciones reales a cada problema. En la elección del 2021, se tiene que constatar que la política, la buena política, es algo muy útil y muy necesario para crecer y prosperar.

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo