Policíaca

Incrementa el delito de acoso sexual en México

El 2020 es, hasta el último reporte, el año con más casos del delito de acoso sexual en México, de acuerdo con cifras oficiales, por lo que activistas llaman a implementar mayores castigos

Por  Lorena Caro

Mujeres, marchando en la Ciudad de México en contra de la violencia de género(Especial)

Mujeres, marchando en la Ciudad de México en contra de la violencia de género | Especial

Sinaloa.- La incidencia delictiva por acoso sexual en México se mantiene al alza desde hace seis años. Tan solo en las cifras oficiales, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el delito suma 15 mil 176 carpetas de investigación del 2015, a la última actualización, en septiembre del 2020.

Activistas y académicas coincidieron al señalar que el visible aumento de casos de abuso sexual en el país ha sido propiciado por la falta de castigo hacia los agresores, la normalización del problema y la indiferencia hacia las normativas. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La Asamblea General de la ONU nombró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con el objetivo de que los Gobiernos y las organizaciones internacionales y civiles realicen acciones con el fin de elevar la conciencia pública en este aspecto. 

Acoso físico o verbal 

De forma específica, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública detalla que en enero del 2020 se registraron 364 denuncias por acoso sexual; en febrero, 565, y en marzo 687, la cifra más elevada de todo el año.

Durante la Jornada de Sana Distancia, por la pandemia de Covid-19, las denuncias disminuyeron: en abril se registraron 315; y en mayo 351. Sin embargo, a partir del inicio de la nueva normalidad, el 1 de junio, las denuncias retornaron al alza: en junio se registraron 396 denuncias, en julio 442, en agosto 468 y en septiembre, la última actualización de Segob, 539.

En total, durante el 2020 se han registrado 4 mil 127 denuncias por delito de acoso sexual. Cabe destacar que esa cifra es mayor en comparación con el 2019, cuando se registraron en todo el año 4 mil 203 denuncias. En el 2018, el delito registró 2 mil 712; en 2017, 1700; en 2016, 1325; y durante el 2015 un total de 1109 denuncias por acoso sexual. 

En México aumenta el delito de acoso sexual contra mujeres
Datos oficiales. Fuente: Secretariado Ejecutivo

La representante de Repara Lumea, Flor Rodríguez, indicó a Debate que el acoso sexual corresponde a conductas que las mujeres no desean, no piden y que vulneran la seguridad sexual. Añadió que son incómodas y se manifiestan de forma física o verbal.

Algunos ejemplos van desde comentarios con connotación sexual hasta el exhibicionismo de órganos sexuales.

"Esta realidad reduce la libertad de movimiento de las niñas y las mujeres, así como la capacidad de participar en la escuela, el trabajo, la vida pública y en la participación política. Nos limita el acceso a los servicios esenciales y el disfrute de oportunidades. Sin duda alguna, repercute negativamente en la salud y bienestar", explicó. 

Prevención del delito

En entrevista para Debate, la activista consideró que atender esas primeras expresiones de violencia sexual previene escenarios mucho más complejos, como las violaciones o incluso los feminicidios.

Añadió que el acoso sexual no es algo normal, y que la violencia en cualquiera de sus expresiones tampoco. Dijo que visibilizarla y nombrarla es indispensable para combatirla: «De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, todas las denuncias por la comisión de delitos sexuales van al alza este año. Sin embargo, el aumento más visible es el delito de acoso sexual.

El año pasado se registraron 351 denuncias mensuales en promedio. Este año se ha registrado aumento en un 96 por ciento, en comparación con 2019», abundó. 

Entre los estados con más investigaciones al respecto se encuentran Querétaro, Baja California Sur y la Ciudad de México.

Las cifras negras

Lydia Ojeda, jefa de Investigación del Centro de Políticas de Género para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, de la Universidad Autónoma de Sinaloa, consideró que cada vez y en mayor medida las mujeres están visibilizando el acoso sexual, que ocurre en el ámbito público y en el ámbito comunitario.

Agregó que hay un incremento que se tiene que hacer notar por la falta de políticas eficaces y eficientes y de una falta de voluntad política para magnificar, visibilizar y prevenir esas situaciones de violencia contra las mujeres, acciones que —afirma— menoscaban el desarrollo personal, social, familiar, laboral, y educativo de las mujeres. 

Lamentó que esa prevalencia de violencia que las mujeres manifiestan no está emparejada y que exista un déficit de las que denuncian vía telefónica a las que llegan realmente a denunciar ante una instancia.

"Hay una cifra alarmante de las mujeres que viven situaciones de violencia, violencia dirigida a su cuerpo, pero no logramos que ellas tengan la confianza de acudir a una institución, ¿por qué? Porque todavía esas instituciones tienen que fortalecer la parte del acompañamiento integral, de la revictimización, de aplicar un enfoque de género, no justificar esa violencia", expuso.

Agregó que hay limitaciones para que a ellas se les garantice una atención adecuada, integral y ligada al enfoque de derechos humanos de las mujeres. 

La especialista añadió que la violencia de índole sexual que viven las mujeres desde diversos escenarios se fortalece también con la parte cultural, la apropiación, el permiso social y la naturalización de la violencia vista como un mecanismo de control y sometimiento contra los cuerpos femeninos, y no como un delito, que bien se reconoce en el código penal.

"La parte normativa es importante; sin embargo, la apuesta mayor es la aplicabilidad real, la exigibilidad real del cumplimiento de esa normativa», enfatizó la académica. 

La investigadora enfatizó para Debate que existen otros delitos de índole sexual que también se manifiestan con mayor incidencia, un ejemplo es el abuso sexual.

Detalló que México ocupa el primer lugar en abuso sexual de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y que se habla de un 66 por ciento en el aumento de la pornografía en el país, además de que —indicó— México es el país que ocupa el primer lugar a nivel mundial donde se produce la pornografía. 

Tan solo en Sinaloa, indicó que durante el 2020 se han registrado 187 casos de violación sexual, lo cual representa un incremento en la variación del tiempo desde el 2010 hasta la fecha. 

Indiferencia social y gubernamental

Flor Rodríguez comentó que el llamado para las autoridades de la CDMX y a la sociedad mexicana es que se deje de normalizar el acoso sexual, que se deje de hacer parte de la cultura e incluso que deje de ser visto con simpatía y humor.

Añadió que se debe reconocer que es violencia y que afecta la vida y la seguridad sexual de quienes resultan víctimas.

"Hoy, tenemos el compromiso de ser la voz que representa a las alumnas, enfermeras, mujeres policías, secretarias, maestras, amas de casa, hijas, madres, hermanas que están sido acosadas.

A ellas también les decimos que es la hora de romper el silencio, que levanten la voz y denuncien, porque ya no nos van a callar. Queremos espacios libres de violencia sexual».
Para las autoridades en específico, indicó que es tarea de todas y de todos erradicar prejuicios, estereotipos y prácticas culturales que discriminan y violentan a las niñas, a las adolescentes y a las mujeres: «Hagamos conciencia, y dejemos de ser cómplices de la impunidad".

Un ejemplo de ello —explicó— es la reciente iniciativa de ley en la que han participado en la Ciudad de México para reformar el tipo penal de acoso sexual, misma que todas las bancadas suscribieron.

La iniciativa consiste en que los castigos para estas conductas de connotación sexual dejen de ser solo sanciones administrativas, y que la ley prevea conductas como perseguir, asediar, exhibir sus órganos sexuales no deseadas para quien las recibe, que provoque un daño, sufrimiento, alteración emocional o temor respecto de su seguridad sexual.

También que se contemple la comisión de este delito en el transporte público o por dos o más sujetos.

"Se presentó el 5 de marzo del 2020 en sesión ordinaria del Congreso de la Ciudad de México. Quien presentó la iniciativa y se sumó a nuestra causa fue la diputada Alessandra Rojo de la Vega Piccolo; sin embargo, todas las bancadas suscribieron la iniciativa", lamentó.

Explicó que el día 25 de junio del 2020 se votó la opinión de la iniciativa en la Comisión de Igualdad. Todas y todos los integrantes de la comisión votaron a favor de la misma. Desde entonces, dijo que la iniciativa se encuentra congelada, y al parecer sin una fecha para su dictamen por la Comisión de Procuración y Administración de Justicia, que preside el diputado Eduardo Santillán Pérez en la capital. 

Flor Rodríguez, activista y directora ejecutiva de la organización en pro de las mujeres Repara Lumea, expuso que las mujeres necesitan que la comisión de administración y procuración de justicia considere al acoso sexual como un problema prioritario, para atenderlo y dar seguridad a las niñas, adolescentes y mujeres de la Ciudad de México, y con ello fomentar espacios libres de violencia.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo