Salud

Cómo convertirse en un donante de órganos en México

En el marco del Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes, te decimos cómo puedes convertirte en un donante en México

Por  Laura Gerardo

Cómo ser un donante de órganos en México para salvar vidas(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Cómo ser un donante de órganos en México para salvar vidas | Imagen ilustrativa/ Pixabay

México.- El Día Mundial de la Donación de Órganos, Tejidos y Trasplantes se conmemora el 14 de octubre de cada año, por disposición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de incentivar a que las personas manifiesten su deseo por ser donante de órganos, y en el marco de esta fecha, te decimos cómo poder ser donante de órganos en México.

Es importante mencionar que la donación de órganos consiste en la extracción de órganos o tejidos del cuerpo de una persona fallecida recientemente o de un donante vivo, con el propósito de implantarlo en una persona a la que le ha sido extirpado, de acuerdo con Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Entre los órganos internos que se pueden donar se encuentran: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos y pulmones. La piel, los huesos, la médula ósea y la córnea, son también tejidos trasplantables.

Donar órganos en vida

Para ser un donador de órganos en vida, el IMSS señala que las personas de entre 18 y 65 años pueden serlo si pasan los estudios médicos y psicológicos que se les realizan; esto permite donar algún órgano o porción del mismo sin que afecte la salud del donante.

Los requisitos que se necesitan para ser un donante en vida son: tener compatibilidad con el receptor del trasplante, recibir información completa sobre los riesgos de la operación y las consecuencias de la extracción del órgano o tejido; los trasplantes se realizarán de preferencia entre familiares, pero de no ser el caso, se deberá otorgar su consentimiento ante Notario Público para manifestar que se donará de manera gratuita, altruista, libre y consiente.

Para la donación de órganos tras la muerte, el donante puede tener de entre 2 y 80 años, y deberá ser una persona que haya fallecido por muerte encefálica o por un paro cardiaco irreversible, siempre y cuando los resultados de los estudios médicos sean positivos.

Donante tras la muerte

La donación tras la muerte o donación cadavérica, consiste en la donación de órganos tras haber fallecido. Si la muerte se debe a un paro cardio-respiratorio (deja de funcionar el corazón), solo se pueden donar tejidos como córneas, pues la circulación y oxigenación al resto del cuerpo se detienen; si es por muerte encefálica, únicamente el tallo cerebral deja de recibir sangre, lo que brinda la oportunidad de donar órganos como el corazón, hígado, pulmones, páncreas y tejidos.

Existen dos maneras: la donación tácita, que es cuando la persona no haya manifestado en un documento su rechazo por convertirse en un donante después de su muerte, por lo que esta decisión deberá ser consentida por sus familiares. Y la donación expresa, que es cuando la persona expresó su consentimiento en un documento para convertirse en donador de órganos antes de su muerte. 

El IMSS lo explica de la siguiente manera:

  • La donación tácita, que es cuando un posible donador o donante no manifiesta en un documento la negativa para que después de su muerte, sus órganos sean utilizados para trasplante. Dicho consentimiento debe obtenerse de las siguientes personas que se encuentren presentes al momento de la muerte: el o la cónyuge, el concubinario, la concubina, los descendientes, los ascendientes, los hermanos, el adoptado o el adoptante. Si están presentes más de una de las personas citadas, se aplicará la prelación (prioridad o preferencia con que una persona debe ser atendida o considerada respecto a otra u otras) correspondiente según el nivel de parentesco.
  • La donación expresa, que es la acción de manifestar por escrito o verbalmente la voluntad de donar sus órganos en vida o después de fallecer. Se considerará donación amplia si se refiere a la disposición total del cuerpo, o limitada si solo se autoriza el uso de determinados componentes.

Las personas que desean ser donantes pueden registrarse como voluntarios ante el Centro Nacional de Trasplantes (Cenatra) y llenar el Formato Oficial para expresar su consentimiento expreso para donar órganos, tejidos y células después de la muerte para que éstos sean utilizados tras su muerte.

De igual manera, las personas pueden manifestar su rechazo a ser un donante y ponerlo en manifiesto en el Formato para manifestar la negativa expresa a ser donador.

El IMSS resalta que no todas las personas, tras su fallecimiento o en vida, pueden ser donantes, por lo que es fundamental concretar una evaluación minuciosa del organismo, a fin de determinar las condiciones en las que se halla el cuerpo y ciertos órganos en particular, debido a lo cual el CENATRA y la Ley General de Salud ofrecen dos opciones:

  • Tarjeta de Donador Voluntario: Documento Oficial de Donación que manifiesta consentimiento expreso de todas aquellas personas cuya voluntad, después de la vida, sea donar sus órganos y/o tejidos para fines terapéuticos.
  • No ser donador: La ley reconoce el derecho de un ciudadano a no donar sus órganos, lo que significa que hay camino abierto para tomar cualquiera de estas alternativas.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo