Salud

Por qué la intubación le puede salvar la vida a un paciente

La intubación es un procedimiento en el cual se introduce una manguera plástica y flexible para ayudar al paciente a suministrar oxígeno al cuerpo

Por  Juan Leyva

Paciente con coronavirus es trasladado a un hospital.(EFE/EPA/NEIL HALL)

Paciente con coronavirus es trasladado a un hospital. | EFE/EPA/NEIL HALL

Los pacientes graves que llegan a las unidades de terapia intensiva podrían necesitar asistencia para poder respirar, existen dos opciones para esto; la intubación y ventilación mecánica. 

La intubación se refiere al hecho de colocar un tubo dentro de la tráquea para posteriormente poder ventilar al paciente mediante un método artificial.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Ventilar en cambio se refiere al aporte de una mezcla de gases para asegurar la adecuada oxigenación para lograr el correcto metabolismo de todas las células y tejidos del organismo, un paciente se puede ventilar sin estar intubado, mediante una una mascarilla facial conectada a a una bolsareservorio de oxígeno. dependiendo de la gravedad de la enfermedad.  (Lee también: Francisco se recupera tras 10 días de intubación por coronavirus en Culiacán)

La intubación se realiza en casos extremos donde el paciente no puede obtener la cantidad de oxígeno que se requiere para el soporte de vida. Este término ha sido especialmente popular en el mundo durante la pandemia de coronavirus

La intubación en los pacientes de coronavirus ayuda a dar soporte en casos de crisis respiratorias agudas causadas por asma, neumonía grave o enfermedades respiratorias terminales. 

Los pacientes que tienen insuficiencia respiratoria severa y por ende una saturación de oxígeno menor a la recomendada y no puede dar soporte al organismo pese a que se utilizan todos los músculos respiratorios, deben ser conectadas al respirador artificial. 

La intubación es un proceso invasivo mediante el cual se introduce un tuvo en la tráquea del paciente con la ayuda de un laringoscopio con el que se despeja  la vía aérea en su parte superior, hasta divisar las cuerdas vocales, punto de entrada del tubo hacia la tráquea. Se trata de una sencilla maniobra de apenas unos segundos de duración, que suele cursar sin incidencias.  Este proceso se realiza con anestesia general para procurar a los pacientes una respiración artificial. 

Tras finalizar el procedimiento o en este caso, tras superar la infección por coronavirus, y cuando el enfermo recupera los reflejos de protección de la vía aérea y es capaz de respirar de modo espontáneo, se pedirá al paciente que abra la boca para retirar el tubo endotraqueal sin problema alguno.

Aunque el procedimiento es necesario para salvar la vida de los pacientes, un reporte dado a conocer por el Instituto Mexicano del Seguro Social en octubre del 2020, a través de El Universal, se reportó una tasa de letalidad de 86.9 por ciento en los pacientes que requirieron intubación o ventilación mecánica en México. 

Hasta esa fecha se habían intubado en el país 17 mil 331 pacientes y de estos 15 mil 70 fallecieron. Hasta esa fecha se habían intubado en el país 17 mil 331 pacientes y de estos 15 mil 70 fallecieron. Hasta la fecha en México se han presentado 1.46 millones de casos acumulados de coronavirus y se han presentado 128 mil muertos a causa de complicaciones de la covid. México es uno de los países con más alta tasa de letalidad del virus. 

Las autoridades de salud del país iniciaron en diciembre de 2020 la campaña de vacunación contra el coronavirus, dando prioridad a la comunidad médica de primera línea contra el coronavirus. 

Las vacunas que se aplican son las desarrolladas por las farmacéuticas Pfizer/BioNTech y la de AstraZeneca/Oxford. Se espera que los próximos días otras vacunas sean aprobadas para su uso generalizado en la población mexicana de acuerdo a un calendario de inmunización previamente establecido. 
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo