Salud

Trasplante de órganos: cómo ser un donante vivo de hígado

Los donantes vivos de hígado pueden salvar la vida de miles de personas que se encuentran en lista de espera para recibir un órgano

Por  Juan Leyva

Los trasplantes de hígado de donantes vivos pueden salvar miles de vidas(Imagen de Engin Akyurt en Pixabay)

Los trasplantes de hígado de donantes vivos pueden salvar miles de vidas | Imagen de Engin Akyurt en Pixabay

Alrededor de uno de cada cinco pacientes que espera un trasplante de hígado fallece antes de recibir el órgano, sin embargo, más personas podrían salvarse si la población supiera que se puede ser donante de una parte de hígado en vida. 

Al respecto, especialistas de Clínica Mayo en Rochester, Nueva York, indicaron que se debe hacer más para aumentar la concienciación sobre estos trasplantes de hígado en vida.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Tan sólo en Estados Unidos se estima que existen cerca de 12 mil a 13 mil personas en espera de un trasplante de hígado.  De estas, unas 2 mil 500 morirán o tendrán alguna complicación por la falta de trasplante, comentó el doctor Timucin Taner, director quirúrgico de trasplantes de hígado de la Mayo. 

Explicó que una alternativa para evitar estas muertes o complicaciones son los donantes vivos. En este procedimiento se extirpa una parte del hígado a una persona sana mediante una cirugía, este trozo de hígado se le coloca a un paciente cuyo hígado no funciona de forma adecuada; el hígado se regenera en unas tres a cuatro semanas tanto en el donante como en el receptor. Los pacientes que reciben un trasplante de un donante vivo en general tienen mejores resultados.

Qué se necesita para ser donante de hígado en vida

Para ser donante de hígado vivo se debe tener menos de 60 años, buena salud física y someterse a pruebas de sangre para garantizar que los tejidos y sangre son compatibles. Se trata de una operación significativa para el paciente. Destacó que en los últimos cuatro años se han logrado avances importantes en el procedimiento de extracción en en el donante, haciendo que el tamaño de la incisión sea menor y se controle mejor la sensación de dolor. El tiempo en el hospital es de unos cuatro a seis días, y en general los donantes tardan unas seis semanas en recuperarse por completo".

El especialista agregó que "la incidencia de problemas técnicos durante la cirugía puede ser algo más alta para el recipiente, porque trasplantar un órgano parcial resulta más difícil. Puede haber un riesgo de unas mayores complicaciones del conducto biliar y de trombosis arteriales", apuntó Taner. "Pero en el trasplante de hígado de donante vivo, el trasplante en general ocurre antes de que el recipiente se enferme peligrosamente mientras espera por el trasplante, lo que mejora el resultado".

Las enfermedades del hígado

El hígado es el órgano de mayor tamaño dentro del cuerpo. Ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacena energía y elimina toxinas.

Existen muchos tipos de enfermedades hepáticas:

  • Enfermedades causadas por virus, como la hepatitis A, la hepatitis B y la hepatitis C
  • Enfermedades causadas por drogas, venenos o toxinas o por ingerir demasiado alcohol. Los ejemplos incluyen enfermedad por hígado graso y cirrosis
  • Cáncer de hígado
  • Enfermedades hereditarias, como hemocromatosis y la enfermedad de Wilson

Los síntomas de la enfermedad hepática pueden variar, pero a menudo incluyen hinchazón del abdomen y las piernas, tener moretones con facilidad, cambios en el color de las heces y la orina, y piel y ojos amarillentos o ictericia. A veces no hay síntomas. Las pruebas de imagen o de función hepática pueden comprobar si hay daño en el hígado o ayudar a diagnosticar enfermedades del hígado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo