Show

"Fui el más mediocre": Carlos Bonavides narra cómo superó las adicciones

Carlos Bonavides consiguió ser un hombre diferente tras dejar en el pasado sus adicciones, lo confiesa en el programa "Sale el Sol"

Por  Jorge Rodarte

"Fui el más mediocre": Carlos Bonavides narra cómo superó las adicciones | Instagram

México. Carlos Bonavides, actor originario de Veracruz, México, y quien tiene 80 años de edad según  información en Wikipedia, narra cómo superó varias adicciones que tuvo años atrás y también habla de lo feliz que es ahora que las dejó en el pasado. "Fui el más mediocre", cuenta en entrevista en el programa "Sale el Sol".

Carlos Bonavides, famoso por su papel de Huicho Domínguez en la telenovela "El premio mayor", la cual protagonizó en los años noventa junto a Laura León en Televisa, una producción de Emilio Larrosa,  vivió momentos que jamás olvidará y no quisiera repetir jamás, además no se los desea ni a su peor enemigo.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Foto de Instagram

Yo la heroína y la cocaína las usé grande, pero empecé a tomar muy chico, de 14 años, y tomé toda mi vida. Después las drogas llegaron a mi vida y, cuando me hice famoso como Huicho, ese ladrillo me volvió loco, me transformó", le cuenta Bonavides a Talina Fernández en "Sale el Sol".

Bonavides, quien también ha hecho mucho teatro en México y protagonizó también la telenovela "Salud, dinero y amor", también de Emilio Larrosa, padeció bastante al estar involucrado en sus adicciones, pero por fortuna pudo sacarlas de su vida y convertirse en un hombre distinto, y eso lo agradece a Dios.

Leer más: Operan de emergencia a Carlos Bonavides, el famoso Huicho Dominguez

Hice sufrir mucho a mi madre y sufrí mucho, pero afortunadamente encontré el amor y me di cuenta del amor que me había dado mi madre siempre. Ella fue un escudo, su muerte fue y es para mí un dolor inquebrantable, pero también un alivio espiritual, porque mi mamá era mágica".

El famoso actor también cuenta  que ahora las adicciones son su "escudo", pues a partir de lo que vivió con ellas se permite aconsejar a la juventud sobre lo delicado que es hacerse "amigo" de las drogas, de cualquier sustancia que no es buena y que en un principio ven como normal, pero que a  la larga se convierte en un especie de demonio.

Voy a  las cárceles a platicar sobre adicciones, porque estas no solamente son alcohol. Son dolorosas y no llevan a nada. Lloré mucho. Donde he llorado más es cuando mi hijo nació; cuando iba a nacer, mi mujer me dijo: ‘¿Qué vamos a hacer? ¿Vamos a pedir limosna, andar en la calle, o te vas a levantar como un hombre?’", reveló.

 

Y algo que Bonavides tiene claro en su vida es que un hombre no es el que tiene muchas mujeres, ni el que toma o pelea, sino aquel que sabe estar presente donde debe estar. "Primero se debe querer a si mismo, yo toda la vida no me quise, era un cobarde, fui un mediocre y el peor de todos y ahora estoy loco de felicidad y lucho por la sanidad."

El actor durante su vida ha reconocido públicamente y en varias entrevistas que le han hecho que tuvo problemas serios de adicción al alcohol que finalmente pudo superar, con eso demostró tener fuerza de voluntad y ahora pudo rehacer su vida al casarse y tener un hijo. Vive entregado a su familia y a su trabajo y celebra por ello.

Suscríbete aquí a DISNEY PLUS

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo